Algunos malnacidos usan la violencia para poder joder.

Hay pervertidos dispuestos a cualquier cosa con tal de saciar sus ganas de follar. Este japonés no tiene escrúpulos y amenaza a una criada con un cuchillo para poder violarla.
La chica, muerta de miedo, no tiene más remedio que acceder a sus deseos y es penetrada a la fuerza sobre la mesa tras una ruda mamada.
Roberto25 / 25:51 /
/