Colegiala nipona sabe qué hacer con una polla negra.

Una colegiala japonesa juega orgullosa de sus pequeñas tetas naturales antes de penetrar su vagina rasurada con un dildo sobre el sofá.
Muestra cierta sorpresa al ver una polla negra junto a su cara, aunque se descubre que está fingiendo en cuanto se pone a mamarla como una loca. Menos mal que el semental la alivia con unos buenos lengüetazos.
Roberto25 / 05:45 /
/