En la carcel se aprovechan de las zorras sumisas.

La japonesa ha tenido que ser realmente mala, para que haya terminado metida en una prisión, aunque con lo sexy que es, en vez de torturarla, sus captores piensan aprovecharse de ella. Al comienzo sentí pena por ella, pero viéndole la sonrisa en la cara mientras la violan varios hombres, dudo que sufra con el castigo, sino todo lo contrario, parece que le mola que la traten cual perra durante la orgía.
jacobof81 / 01:04:20 /
/