Engaño a una colegiala para tocarla en mi consulta.

Como médico escolar tengo a acceso a las partes intimas de las colegialas. Palpé los pechos de una oriental pelirroja que se quejaba de dolores menstruales. Le dije que se le pasaría si me dejaba masajear su coño peludo y la muy estúpida se lo creyó.
Gracias a mi cámara oculta puedo revivir cuando quiera el polvo que le eché en la camilla. ¡Menuda incauta!
slikman66 / 13:48 /
/