China dominante y oriental azotando a un marido sumiso.

El gordo ha sido malo por eso será castigado, fíjate que la nipona lo tiene desnudo y encadenado a una mesa. Es hora de que comience a usar el látigo dejandole el culo y la espalda totalmente roja al gordo. La esposa no es solo una voyeur, ella también desea azotar al cabrón de su esposo, por lo que entre las dos niponas le darán su merecido.
Caescepidant23 / 09:16 /
/
Categorías: Fetiches.