La cocina no está echa sólo para fregar platos.

Debe ser complicado fregar los platos con un tío revoloteando a tu alrededor, así que esta latina decide parar y dejarle que le meta mano a gusto.
Le come el coño sobre la encimera y su temperatura sube tan repentinamente que abre la nevera para refrescarse mientras se la clavan duro al estilo perrito. Menos mal que estaban en la cocina.
Valgar56 / 02:17 /
/