Lamo el chocho peludo de una colegiala para tirármela.

Levanté el top de una joven japonesa y lamí sus pezones junto a un amigo como si mamásemos leche directamente de las ubres de una vaca.
Metí la cabeza entre las piernas de la colegiala y le lamí el coño peludo hasta dejarlo empapado para tirármela a gusto sobre la cama.
kecarajos / 07:58 /
/