Lamo el coño imponente de una oriental en un 69.

Mi polla no es que tenga un tamaño espectacular pero os aseguro que siente y funciona como la más grande de ellas.
Lo bueno es que esta asiática de cara preciosa puede tragársela entera.
Clavaba sus ojos en mí poniéndome cada vez más cachondo.
Hicimos un 69 en el que pude saborear su chocho mientras gozaba la felación hasta que por fin clavé el rabo en ella.
STITCH12 / 06:30 /
/