Mamada hecha por una mamada desde los ojos del tío.

Tenía ganas de ver a una madurita nipona, da igual que le sobren unos kilos o que sus pechos sean naturales y algo caídos, pero seguro que con tantos años practicando sexo, habrá aprendido a hacer mamadas de infarto. Encima tenemos la suerte, de que el hombre deja que lo veamos desde su punto de vista, así da la impresión de que somos el afortunado al que se la chupan.
jacobof81 / 04:60 /
/