Conejita con el ojal demasiado abierto.

La gatita oriental de berzas enanas provoca y obtiene lo que desea. En pompa y con un traje de conejita sobre la cama un tipo le introduce la mano en el orto mientras otro le soba las peras. Se queda solo con las mallas y los tipos le meten mano por todas partes. Tiene hambre de verga y las succiona de dos en dos. Ya a cuatro patas el tío peludo le perfora el ojete mientras ella sigue succionando.
Roberto25 / 15:46 /
/