Puretas probando una lluvia dorada en la bañera.

Una pareja de puretas se sienten muy cerdos y deciden probar una buena lluvia dorada. El un gordo cavo y peludo vamos un oso, se tumba en la bañera, ella una rechoncha oriental se coloca encima y lentamente deja caer su carga dorada y calentita de su peludo coño. Se agacha y se lo lame con ansias desea beberse todo el oro líquido posible.
STITCH12 / 03:19 /
/