Puta cabreada hace que la recuerden el día que la despidieron.

Lo peor que hay en el mundo es una hembra despechada, a ellas les encanta eso de montar una escena y liar el taco. Es el caso de London Keyes, cuando la despidieron no veas el show, además de gritar en mitad de la oficina cual loca decide aprovechar los últimos minutos en la empresa y la mejor manera es zumbándose a un compañero en plena sala de espera.
juancar86 / 05:51 /
/