Un japonés se tira a una hermosa estrella de porno.

La morbosa tetona va a realizar un sensual striptease, pero no pasa mucho tiempo para verla en acción. La zorra desea que le hagan un cunnilingus, por eso incita al chaval tocándole el nabo con los zapatos de tacón. Al alcanzar el clímax, será el momento en el que la estrella porno haga una mamada. También permite que le penetren su vulva o que salpiquen sus nalgas con el esperma.
STITCH12 / 44:60 /
/