Oriental cubre con cera caliente los pezones de una sumisa.

Esta dominatriz oriental está acostumbrada a que se sigan sus normas. Si no me crees, contempla cómo tiene acojonada a la morena que la obedece sin rechistar.
Le aplica todos los castigos imaginables y ella los recibe rendida a sus deseos: azotes con un látigo, ataduras y cera caliente sobre sus pezones.
slikman66 / 05:42 /
/