Oriental es castigada con un látigo y masturbada a la fuerza.

Un chico golpea con una pala las nalgas de una oriental encadenada de manos. Ata de pie a la sumisa a la que castiga con un látigo a pesar de sus gritos de dolor. Excita sus pezones sobre los que hace el vacío y pasa un vibrador entre sus tetas naturales antes de masturbar contra su voluntad su almeja rasurada.
slikman66 / 09:59 /
/