Padre viendo a su hermosa hija dedicándose al porno.

La crueldad de los programas de la televisión no conocen limite, por difícil que parezca, siempre consiguen superarse. Aquí van a comprobar que siente el padre de una actriz porno, al ver sus películas, ¡que caras pone el pobre! saldrá de allí con un trauma después de ver a la hija tragándose la corrida de varios tíos, pero el hombre debería admitir, que ella vale, aunque le duela que sea una zorra.
elpinchi15 / 14:60 /
/