Padres van a comprar una esclavas para su hijo.

En el país del sol naciente tienen gustos muy extraños, eso si, nadie les gana en originalidad. Fíjate que cosa mas rara, una habitación llena de japonesas y lo único que llevan puesto es una cuera además de una mordaza. Pronto descubrimos que están en venta y unos padres pretenden hacerle un regalo al hijo, quien tuviese unos progenitores como estos...
slikman66 / 04:60 /
/