Ponte en el punto de vista de los clientes de la geisha

Ser geisha es un trabajo muy duro, todo el día con la polla de un desconocido en la boca, también habría que decir, que en algunas ocasiones vienen clientes bastante guapos y que encima saben follar lo suficientemente bien como para que yo tenga un orgasmo. La verdad es que no puedo quejarme, gano bastante dinero y encima nunca echo en falta un polvete.
slikman66 / 56:24 /
/